El espejo del Cielo

Las Constelaciones Espirituales nos ayudan a observar la mente, despejar los obstáculos que impiden  experimentar la presencia del amor, nuestra herencia natural y Ser, desde nuestra esencia. 

CONSTELACIONES ESPIRITUALES:

EL ESPEJO DEL CIELO

 

En esta constelación espiritual, Jesus utiliza su nacimiento como el medio para que recordemos nuestro propio nacimiento.

Jesús es el Espejo del Cielo que invita al Hijo de Dios a  verse y recordar que ¡sigue siendo tal como Dios le creó! Para llegar a ese estado de reconocimiento, necesitamos primero despejar los obstáculos que impiden experimentar la presencia del amor.

Los ojos del cuerpo no pueden ver. Sus imágenes proyectan un falso “yo”, un ser que Dios no creó. Por ello, invitamos al Espíritu Santo para Ver a través de la faz de Cristo.

A través del Espejo del Cielo (nacimiento de Jesús) Jesús nos invita a observar la mente y entregarle a la Verdad, todas las ilusiones (creencias, percepciones sobre sí mismo).

Pasos para hacer la Constelación Espiritual.

  1. Permanece quedo, en silencio. Invita al Maestro El Espíritu Santo a
  2. Observar la mente en el aquí y ahora junto a ti. Aunque los pensamientos van y vienen; el ego siempre habla primero.
  1. Entrega a la Verdad, todas las ilusiones. Cuando tu mente este queda y en silencio, El Espíritu Santo hará el Milagro.

Jesús en un curso de milagros dice que:

“No eres responsable del error, solo eres responsable de aceptar la corrección”.

¿Quieres ser  maestro de Dios?

Para mayor información Pulsa Aquí

 

El corazón escucha  lo esencial y se abre a lo que realmente es.
Bert Hellinger

 

Otros Recursos

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *